TIPOS DE ANESTESIA – General, Local, Raquídea y Epidural

La anestesia es un procedimiento cuya finalidad es bloquear temporalmente la capacidad del paciente de sentir dolor, ya sea de forma general o solamente regional.

 

Anestesia

La anestesia es un procedimiento médico que tiene como objetivo bloquear temporalmente la capacidad del cerebro de reconocer un estímulo doloroso. Gracias a la anestesia, los médicos son capaces de realizar cirugías y otros procedimientos invasivos sin que el paciente sienta dolor.

En este texto vamos a explicar brevemente cuáles son los tipos más comunes de anestesia en la práctica médica, incluyendo:

PUBLICIDADE - PUBLICIDAD
  • Anestesia general.
  • Anestesia epidural.
  • Anestesia raquídea.
  • Anestesia local.

Sensación de dolor

Para entender cómo funciona la anestesia, vale la pena una explicación rápida sobre lo que es el dolor.

El dolor es uno de los mecanismos de defensa más importante de nuestro cuerpo, se activa cada vez que uno de los nuestros tejidos esté sufriendo algún tipo de estrés o lesiones.

Al principio, puede parecer extraño pensar que un mecanismo que sirve para protegernos  produzca una sensación tan mala como el dolor. Pero, piénsalo, si tocas una superficie muy caliente, tu cerebro necesita advertirte para que quites tu mano tan pronto como sea posible, antes de que sufras quemaduras graves. La mejor manera para que respondas inmediatamente, sin pensar y sin dudar, es hacer que sientas que aquella acción de tocar en el calor sea algo extremadamente incómodo. Con el dolor, tú no sólo retiras la mano tan rápidamente como sea posible, como no vas a querer  de modo alguno ponerla de nuevo.

Para que podamos sentir dolor, es necesario que haya receptores para identificar lesiones de tejidos y nervios sensoriales especializados en transportar la sensación de dolor. Nuestra piel, por ejemplo, es ampliamente inervada por nervios sensoriales capaces de reconocer los mínimos eventos traumáticos. Cuando sufrimos un corte, una quemadura, una picadura o cualquier otra lesión de los tejidos de la piel, estos nervios se activan, enviando rápidamente señales eléctricas hacia la médula espinal, que a su tiempo transporta al cerebro, donde la sensación de dolor es reconocida.

Por lo tanto, si queremos bloquear la sensación de dolor, podemos actuar sobre tres puntos:

  1. En el lugar exacto donde se produce la lesión, a través del bloqueo de los receptores del  dolor presentes en la piel.
  2. En la médula espinal mediante el bloqueo de una señal dolorosa proveniente de un nervio periférico, evitando inclusive que el mismo continúe su trayecto y alcance el cerebro.
  3. En el cerebro, impidiendo que el mismo reconozca las señales dolorosas que llegan a él.

Estas tres formas de actuar sobre el dolor son los mecanismos básicos de anestesia local, anestesia regional y anestesia general, respectivamente.

Objetivos de la anestesia

El objetivo principal de cualquiera una de las 3 modalidades  de anestesia es bloquear la sensación de dolor.

En procedimientos sencillos, donde solamente la anestesia local es necesaria, la única función de la anestesia es solamente cortar el dolor. Sin embargo, en los casos de cirugía, especialmente las grandes, no basta solamente quitar el dolor. En estos, el procedimiento anestésico también tiene otras funciones, como bloquear los músculos del paciente, impidiendo que el mismo se mueva durante la cirugía, y causar amnesia, haciendo que el paciente olvide la mayoría de los eventos durante la cirugía, aunque él permanece despierto durante ella.

PUBLICIDADE - PUBLICIDAD

Tipos de anestesia

Como ya se mencionó, existen básicamente 3 tipos de anestesia: general, regional y local. Vamos a hablar brevemente sobre cada uno de ellos.

1- Anestesia general

La anestesia general es la modalidad de anestesia adecuada para las cirugías más complejas y de gran porte. Se indica la anestesia general cuando el procedimiento quirúrgico es muy complejo, no siendo viable anestesiar solamente una región del cuerpo. Es importante tener en cuenta que el tipo de anestesia indicado para cortes de la piel es completamente diferente de la anestesia que se necesita cuando se está a punto de cortar una parte del intestino o extraer un órgano del abdomen. En cirugías extensas no es posible bloquear diferentes capas y tejidos de los organismos solamente con anestésicos locales.

En anestesia general, el paciente está inconsciente, incapaz de moverse y, generalmente, intubado y conectado a un respirador artificial. Una de las razones del paciente no sentir es porque él estar profundamente sedado, como si el cerebro estuviese parcialmente “desactivado” (lee: ¿QUÉ ES UN COMA INDUCIDO?).

Hay el mito de que la anestesia general es un procedimiento anestésico peligroso. No es verdad. En la actualidad, la anestesia general es un procedimiento muy seguro. En la mayoría de los casos, cuando el paciente es sometido a una cirugía extensa y  presenta complicaciones, la razón no es la anestesia general. Las complicaciones son generalmente derivadas de enfermedades graves que el paciente ya tenía, como problemas cardiacos, renales, hepáticos o pulmonares en etapa avanzada, o por complicaciones de la propia cirugía, como hemorragias o lesiones/insuficiencia de órganos vitales.

En pacientes sanos, la tasa de complicaciones de la anestesia general es solamente 1.4 por cada 1 millón de cirugías. Por lo tanto, problemas con la anestesia general son similares a los accidentes de avión: son raros, pero dan miedo, porque cuando ocurren, hay exposición intensa de los medios de comunicación, llevando a la falsa impresión de que son frecuentes.

Si deseas conocer más detalles sobre anestesia general, tenemos un único artículo sobre este tipo de anestesia: ANESTESIA GENERAL – ¿Cuáles son los riesgos?

2- Anestesia regional

La anestesia regional es un procedimiento anestésico usado en cirugías más simples, donde el paciente puede permanecer despierto. Este tipo de anestesia bloquea el dolor en solamente una determinada región del cuerpo, como un brazo, una pierna o toda la región inferior del cuerpo, abajo del abdomen.

PUBLICIDADE - PUBLICIDAD

Los 2 tipos de anestesia regional más utilizados son:

– Anestesia raquídea (o raquianestesia).
– Anestesia epidural.

2a. Anestesia raquídea

Para realizar la anestesia raquídea, se introduce una aguja de pequeño calibre en la espalda para alcanzar el espacio subaracnoideo, dentro de la columna vertebral. En seguida, se inyecta un anestésico en el líquido cefalorraquídeo (licor), produciendo relajación muscular y adormecimiento temporal.

Tipos anestesias

La presencia del anestésico  en la columna vertebral bloquea los nervios que pasan a través de la columna lumbar, haciendo con que los estímulos dolorosos que vienen desde los miembros inferiores y del abdomen sean incapaces de alcanzar el cerebro.

La raquianestesia a menudo se utiliza para procedimientos ortopédicos de miembros inferiores y cesáreas.

2b. Anestesia epidural

La anestesia epidural es muy similar a la anestesia raquídea, sin embargo hay algunas diferencias:

  1. En la anestesia epidural se inyecta el analgésico en la región epidural, que se encuentra alrededor  del canal espinal y no precisamente dentro, como en el caso de la anestesia raquídea.
  2. En la anestesia epidural, se inyecta el analgésico por un catéter, que se implanta en el espacio epidural. Mientras que en la anestesia raquídea el anestésico es administrado por una aguja una sola vez, en la anestesia epidural se administra el anestésico continuamente a través del catéter.
  3. La anestesia epidural puede todavía ser administrada en el postoperatorio para controlar el dolor en las primeras horas después de la cirugía. Basta mantener la infusión de analgesia por el catéter.
  4. La cantidad de anestésicos administrados es mucho menor en la anestesia raquídea.

La anestesia epidural se utiliza comúnmente durante el parto natural.

La complicación más común de las anestesias raquídeas y epidurales es el dolor de cabeza, que ocurre cuando hay un desbordamiento de licor por el agujero hecho por la aguja en el conducto raquídeo. Esta pérdida de líquido causa una reducción en la presión del licor alrededor del sistema nervioso central, siendo esta la causa del dolor de cabeza.

3- Anestesia local

La anestesia local es el procedimiento anestésico más frecuente y se usa para bloquear el dolor en regiones pequeñas del cuerpo, generalmente en la piel. A diferencia de la regional y general, que deben ser administradas por un anestesista, la anestesia local se utiliza para casi todas las especialidades.

La anestesia local se hace generalmente con una inyección de lidocaína en la piel y en los tejidos subcutáneos. Sirve para bloquear el dolor en una variedad de procedimientos médicos como las biopsias, punciones de venas profundas, suturas de la piel, punción lumbar, punción de líquido ascítico o de derrame pleural (Lee: ASCITIS – Síntomas, Causas y Tratamiento), etc.

También se puede hacer la anestesia local usando gel o spray, como en los casos de endoscopias digestivas, donde el médico aplica un spray con anestésico local en la faringe para reducir al mínimo la incomodidad debido al paso del endoscopio (Lee: ENDOSCOPIA DIGESTIVA ALTA).

La anestesia local funciona como un bloqueo de receptores del dolor en la piel y los nervios más superficiales, impidiendo que los mismos  puedan  enviar señales dolorosas al cerebro.

PUBLICIDADE - PUBLICIDAD