Embarazo ectópico

El embarazo ectópico es un problema que se presenta cuando el óvulo fecundado se implanta de forma equivocada en otras estructuras que no sean el útero. La forma más común de embarazo ectópico es el embarazo tubárico, que ocurre en las trompas de Falopio.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre el embarazo ectópico:

  • Qué es el embarazo  ectópico.
  • Factores de riesgo para el embarazo ectópico.
  • Síntomas del embarazo ectópico.
  • Diagnóstico del embarazo ectópico.
  • Tratamiento del embarazo ectópico.

Qué es el embarazo ectópico

El proceso normal de formación de un embarazo consta de los siguientes pasos:

Ovulación → migración del óvulo a una de las tubas uterinas (trompas de Falopio) → encuentro del óvulo  con un espermatozoide →  fertilización del óvulo → migración del  óvulo (óvulo fecundado) de la tuba uterina al útero  → implantación del huevo en la pared uterina.

El embarazo ectópico se presenta cuando algo malo ocurre en los 2 últimos pasos. En el 98% de los casos de embarazo ectópico, el óvulo no recorre todo el camino y termina alojado precozmente en la pared de una de las trompas. En los 2% restantes, la implantación del huevo ocurre en otras estructuras, tales como ovario, cuello uterino o cavidad abdominal.

Embarazo ectópico

El embarazo ectópico es un embarazo sin futuro. El huevo, además de no poder desarrollarse normalmente fuera del útero, también puede causar graves lesiones de las estructuras que lo rodean. Si no se trata, el embarazo ectópico presenta alto riesgo de muerte. Hasta principios del siglo XX, la tasa de mortalidad fue superior al 50%. Afortunadamente, con las técnicas actuales de diagnóstico y tratamiento, la tasa de mortalidad del embarazo ectópico ha disminuido a menos de 0.05%.

Embarazos fuera del útero corresponde a cerca de 1 a 2% de todos los embarazos. El diagnóstico generalmente se realiza alrededor de las 8 semanas de embarazo.

Factores de riesgo para el embarazo ectópico

Varios factores de riesgo han sido identificados, siendo algunos de ellos más importantes que otros. En la mayoría de los casos, el problema reside en las trompas, que por estar inflamadas, infectadas o estructuralmente dañadas, hacen con que el huevo tenga dificultad para completar su migración hacia el útero.

Vamos a nombrar algunos de los factores de riesgo conocidos. En general, todos ellos, directa o indirectamente, están relacionados con infecciones o problemas anatómicos de las trompas.

1) Factores que aumentan mucho el riesgo de embarazo ectópico:

– Inflamación o infección de la trompa de Falopio (salpingitis).
– Lesión estructural de la trompa de Falopio por inflamaciones previas.
– Cirugía previa de las trompas.
– Fallas de la ligadura de trompa (Lee: LIGADURA DE TROMPAS – Cómo es la cirugía).
– Episodio de embarazo ectópico previo.
– Uso de  DIU (el DIU rara vez falla, pero cuando esto ocurre, el riesgo de embarazo tubárico es enorme) – Lee: DIU de cobre y DIU Mirena – Anticonceptivo intrauterino.

2) Factores que aumentan moderadamente el riesgo de embarazo ectópico:

– Tabaquismo (Lee: CÓMO DEJAR DE FUMAR Y ENFERMEDADES DEL CIGARRILLO).
– Quedarse embarazada con el tratamiento para la infertilidad.
– Infección ginecológica previa por clamidia o gonorrea (Lee: GONORREA – Síntomas y Tratamiento y CLAMIDIA – Síntomas y Tratamiento).
– La paciente ha tenido un cuadro de EPI (enfermedad pélvica inflamatoria).
– Historia de múltiples parejas sexuales.

3) Factores que aumentan ligeramente el riesgo de embarazo ectópico:

– Cirugía abdominal o pélvica previa.
– Costumbre de usar ducha vaginal.
– Embarazo antes de la edad de 18 años.

Síntomas del embarazo ectópico

En algunas mujeres, los primeros síntomas del embarazo ectópico no son diferentes de los que ocurren en el embarazo tópico, como ausencia de menstruación, náuseas, aumento de mamas, ganas de  hacer pis todo el tiempo, etc. (Lee: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO). Así como ocurre  en los embarazos normales, la prueba de embarazo también es positiva en el embarazo fuera del útero.

En la mayoría de los casos, sin embargo, las mujeres no muestran signos o síntomas inicialmente y ni siquiera sospechan que estén embarazadas cuando los primeros signos de embarazo ectópico se presentan alrededor de 6 a 8 semanas de gestación. Es muy común la paciente con embarazo ectópico buscar atención médica con la siguiente tríada de síntomas:

– Dolor abdominal.
– Retraso menstrual.
– Sangrado vaginal.

Estos tres síntomas no siempre están presentes al mismo tiempo, pero son más comunes en un embarazo ectópico.

El dolor abdominal es generalmente unilateral, pero puede ser difuso, con mayor intensidad solamente del lado de la trompa afectada. El dolor varía de intensidad moderada y alta, dependiendo del grado de evolución de la enfermedad. Si hay sangrado por la trompa, la paciente puede quejarse de dolor con irradiación al hombro o presentar intenso deseo y dolor al evacuar. En el examen físico, se  puede sentir una masa en la región inguinal (ingle).

Si hay interrupción de la trompa (embarazo ectópico roto), el dolor abdominal se hace intenso y pueden surgir signos de peritonitis (inflamación del peritoneo, membrana que cubre los órganos intraabdominales). En estos casos, el sangrado puede ser voluminoso y la paciente corre riesgo de shock circulatorio.

El sangrado vaginal del embarazo ectópico generalmente es leve, pero en algunos casos puede ser intenso. Su color puede ser rojo vivo o muy oscuro. El sangrado es generalmente diferente del sangrado menstrual.

Diagnóstico del embarazo  ectópico

Es muy difícil establecer el diagnóstico de embarazo ectópico solamente por síntomas. Generalmente, el diagnóstico se obtiene después de un examen ginecológico y una ecografía transvaginal. Un Beta hCG positivo, que presenta elevación de los valores más lentamente de lo habitual, y la ausencia de embrión en el útero son pistas importantes en la investigación del cuadro (Lee: BETA HCG – Hormona del embarazo). Cuando el embarazo es muy precoz, no siempre es fácil identificar la ubicación del embrión ectópico. A veces es necesario esperar unos días para establecer el diagnóstico con certeza.

Tratamiento del embarazo ectópico

Ninguno embarazo ectópico tiene futuro, y el riesgo de muerte de la madre, si se deja sin tratamiento, es muy alto. Por lo tanto, todos los tipos de tratamiento tienen como objetivo la eliminación del embrión antes de otras complicaciones.

Existe tratamiento quirúrgico y tratamiento con drogas para el embarazo ectópico.

1- Tratamiento medicamentoso para el embarazo ectópico

Si el embarazo ectópico se diagnostica temprano, puede administrarse medicamentos para prevenir el desarrollo del embrión, haciendo con que el mismo no evolucione. El medicamento generalmente utilizado es el metotrexato por vía intramuscular en dosis única. En la actualidad, aproximadamente 1/3 de los embarazos ectópicos son tratados con metotrexato.

Las indicaciones para el tratamiento de drogas son: un embrión con menos de 4 cm, ausencia de latidos cardíacos en el feto, ausencia de signos de ruptura de trompa y beta hCG con valor de menos de 5.000 mUI / mL.

Después de la inyección, el obstetra acompaña a la futura madre con dosis seriadas de beta hCG. El objetivo es que los valores comiencen a caer y llegar a cero. Si después de la primera inyección no hay respuesta, puede administrarse una segunda dosis de metotrexato.

2- Tratamiento quirúrgico del embarazo ectópico

Históricamente, el tratamiento del embarazo ectópico  siempre fue llevado a cabo con cirugía para extirpar el embrión mal implementado. Actualmente, la cirugía es el tratamiento de elección para el 60% de los casos.

En la mayoría de las situaciones, se realiza la cirugía laparoscópica. El objetivo es eliminar el embrión y reparar el área dañada de la trompa.

En casos de emergencia, con sangrado voluminoso o ruptura de la trompa, la cirugía tradicional abierta es la más indicada. No siempre es posible reparar la trompa, y la misma puede tener que ser removida para controlar la situación. Incluso con el retiro de la trompa, la mujer puede quedarse embarazada en un momento posterior si la trompa del otro lado esté sana.

compartir
Médico especialista en Medicina Interna y Nefrología. Títulos reconocidos por el Colegio de Nefrología Portugués y la Sociedad Brasileña de Nefrología. Editor jefe del sitio web MD.Saúde desde 2008