ROSÉOLA – EXANTEMA SÚBITO – Causas, Síntomas y Tratamiento

0

Roséola - exantema súbito
La roséola infantil, también llamada exantema súbito, es una virosis muy común durante la infancia, que se manifiesta por erupciones cutáneas (pequeñas manchas rojas en la piel) y fiebre. El exantema súbito es una infección viral benigna, se cura sola sin necesidad de tratamiento y raramente causa complicaciones.

En este artículo vamos a explicar los conceptos básicos del exantema súbito, incluyendo  síntomas, causas, formas de transmisión, diagnóstico y opciones de tratamiento.

¿Qué es la  roséola infantil?

La roséola es una virosis benigna, de corta duración y con tasa de complicaciones muy baja. El virus responsable de la mayoría de los casos es el herpesvirus humano 6 (HHV-6), un virus de la familia del herpes. Sin embargo, la roséola también puede ser causada por otros virus, tales como herpesvirus humano 7 (HHV-7), algunos enterovirus (coxsackievirus  A, coxsackievirus  B, y echovirus), adenovirus y parainfluenza tipo 1.

Publicidade - Publicidad

La roséola es una infección típica de los bebés. Alrededor del 75% de los casos ocurren en niños entre 6 meses a 1,5 años  de edad. Niños y niñas se ven afectados con igual frecuencia. Al final de la infancia, prácticamente todo el mundo ha tenido algún contacto con el virus, inclusive aquellos que están infectados pero no llegaron a desarrollar los síntomas de la roséola. Por lo tanto, cuadros de roséola en adultos son raros.

Transmisión de la  roséola infantil

La transmisión de la roséola se hace generalmente de persona a persona por contacto con secreciones respiratorias, especialmente la saliva. Estornudos, tos, besos, contacto con flemas y juguetes que van a la boca y se comparten con otros niños son fuentes potenciales de contagio.

En la mayoría de los casos, los pacientes son incapaces de identificar el origen de la transmisión ya que suele ocurrir, frecuentemente, a través de individuos que son portadores asintomáticos del virus. Explicando mejor: un niño se contamina con HHV-6, no desarrolla los síntomas de la roséola y pasa varios días siendo una fuente de transmisión del virus. Este niño portador asintomático puede pasar el virus a decenas de otros niños, especialmente si está en una guardería. Entre los niños recién-infectados, algunos desarrollarán los síntomas de la roséola, pero la mayoría de ellos se convertirá en nuevos portadores asintomáticos del virus.

Síntomas de la roséola infantil

Rash da roséolaPara este pequeño grupo que desarrollará los síntomas, el período promedio de incubación de la roséola es de 10 días. El cuadro clínico suele comenzar con fiebre alta, que puede superar a los 40°C. La fiebre puede estar acompañada de otros signos y síntomas, como dolor de oído, aumento de los ganglios linfáticos del cuello, irritación, pérdida de apetito, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea. Del mismo modo que surge repentinamente, después de 3 a 5 días de temperaturas altas, la fiebre desaparece rápidamente de la noche a la mañana.

El signo más característico de la roséola es la aparición repentina de un exantema (manchas rojas en la piel) inmediatamente después de la resolución de la fiebre, por ello la enfermedad también es conocida como exantema súbito. El rash de la roséola no causa dolor ni picor.

El exantema de la roséola comienza en el tronco y luego se extiende a los miembros y cara. Las lesiones generalmente están compuestas de múltiples pequeñas manchas rojizas, de 0,5 cm, que pueden ser planas o con discreto relieve. El exantema dura de 1 a 2 días, pero en algunos casos puede durar solamente unas pocas horas.

La roséola se cura espontáneamente sin causar complicaciones en la mayoría de los casos. En algunos niños, sin embargo, la fiebre muy alta puede desencadenar episodios de convulsiones. A pesar de ser un cuadro bastante aterrador para los padres, las convulsiones son autolimitantes y no causan problemas mayores en la gran mayoría de los casos.

Los virus HHV-6 y HHV-7  también pueden causar otra forma de rash cutáneo, conocido como pitiriasis rosada. Este rash  afecta preferentemente a niños  mayores y adultos jóvenes (Lee: PITIRIASIS ROSADA – Síntomas y Tratamiento).

Publicidade - Publicidad

Diagnóstico de la roséola infantil

En la mayoría de los pacientes, la roséola se diagnostica clínicamente debido a su típica presentación de fiebre de 3 a 5 días seguida de rash cutáneo en niños menores de 3 años. Antes de la aparición del rash, es muy difícil establecer el diagnóstico ya que los síntomas son los mismos que de cualquier virosis común.

En raras ocasiones, el médico puede pedir una serología, que es una prueba que investiga la presencia de anticuerpos contra la roséola en la sangre.

Tratamiento de la roséola infantil

La roséola es un cuadro benigno y autolimitado, y la mayoría de los niños ya se encuentra curada dentro de una semana después del inicio de la fiebre.

El tratamiento recomendado es, por lo tanto, reposo, buena hidratación y control de la fiebre con analgésicos comunes, como el paracetamol o dipirona (lee: PARACETAMOL – Dosis, Contraindicaciones e Efectos Secundarios y Dipirona – Metamizol → Indicaciones, Efectos Secundarios y Peligros).

Publicidade - Publicidad

Este post também está disponível em: Portugués

También podría gustarte