Sintomas de gravidez

¿Cuáles son los síntomas del embarazo en la primera semana de gestación? ¿Y cuáles son los síntomas de la 2ª semana de embarazo? ¿Es posible tener síntomas del embarazo antes del retraso menstrual? ¿Cuándo el vientre empieza a crecer? ¿En qué  tiempo aparecen los mareos? ¿Mi cuerpo va a cambiar mucho? ¿El primer trimestre del embarazo es realmente terrible?

Desde el momento de la concepción hasta el día del nacimiento, el cuerpo de la mujer experimenta cambios dramáticos, como en cualquier otra fase de su vida. Sin embargo, el patrón de cambios estructurales y hormonales del embarazo tiende a ser muy similar entre las mujeres embarazadas sanas, que nos permite predecir y describir con una cierta seguridad cuando cada signo o síntoma del embarazo generalmente se presenta.

Aun así, el embarazo puede ser una fase muy confusa y misteriosa para las mujeres, especialmente para las mujeres embarazadas. Es natural que las madres tengan las dudas mencionadas anteriormente, así como muchas otras que vamos a aclarar en el texto.

En este artículo se describe los principales cambios en el cuerpo de la mujer que se producen a cada semana del embarazo, enfocándose en signos y síntomas más frecuentes. Este texto se dirige a mujeres que ya saben que están embarazadas y solamente buscan una especie de cartilla sobre qué esperar durante el primer trimestre del embarazo, que es considerado una de las fases más peligrosas. Vamos a hablar sobre los síntomas del 2 º y 3 º trimestres en un artículo separado, que se escribirá muy pronto.

También tenemos otro artículo sobre síntomas del embarazo, un poco diferente de este, cuyo texto fue escrito pensando en las mujeres que todavía no saben que están embarazadas, pero sospechan  que puedan estar debido a la reciente aparición de síntomas sugestivos, como el retraso menstrual, náuseas o deseo constante de orinar. Para acceder a este artículo, haz clic en el siguiente enlace: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DEL EMBARAZO.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 1ª SEMANA DE GESTACIÓN

En la primera semana de embarazo tú no sientes absolutamente ningún signo ni síntoma del embarazo. ¿Y sabes por qué? Porque, curiosamente, ninguna mujer está realmente embarazada en el período que llamamos de 1ª semana de embarazo. No, no estamos locos. Vamos a explicar por qué.

Como es muy difícil saber el día que la mujer ovuló, identificar el momento exacto en que el óvulo fue fecundado es un gran reto. Por lo tanto, es poco práctico empezar a contar el tiempo de embarazo a partir de un evento que no podemos identificar. Siendo así, para estandarizar el tiempo de gestación de todas las mujeres embarazadas, se conviene llamar el inicio del embarazo al primer día de la  última menstruación que la mujer tuve.

Vamos a ser más claros. Imagina una mujer que haya menstruado en el día 2 de marzo de un año cualquiera. En los días 09, 13, 17 y 20 de marzo ella tuvo relaciones sexuales sin protección y su menstruación, que debería venir en el día 30 de abril, simplemente no apareció. Esta mujer, entonces, hace una prueba de embarazo y descubre que está embarazada. Cómo los espermatozoides pueden permanecer viables en el tracto reproductor femenino por cerca de 3 a 5 días, es imposible saber con certeza en cuál de las relaciones se quedó embarazada. Por eso, establecemos que la fecha de inicio del embarazo es 2 de marzo, que es el primer día de su última menstruación, conocida también por el acrónimo DUM. Un embarazo normal, contando a partir del DUM, tiene entre 37 y 42 semanas de duración.

De esta forma, la primera semana de embarazo de esa mujer va del día 2 al día 8 de marzo. En esta fase, la mujer probablemente aún ni tenía ovulado, pero, para efecto de cuenta, su embarazo ya comenzó. Por lo tanto, es imposible tener síntomas de embarazo cuando aún no se está embarazada. La mujer puede tener síntomas de menstruación, pero nunca síntomas de embarazo.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 2ª SEMANA DE GESTACIÓN

En la 2ª semana de embarazo no sientes absolutamente ningún signo ni síntoma de embarazo. Y la razón es la misma,  o sea,  todavía no estás realmente embarazada.

Para facilitar nuestra explicación, vamos a continuar usando el DUM como el día 2 de marzo. La segunda semana de gestación sería, por lo tanto, del día 9 al día 15 de marzo. Si esta nuestra ficticia mujer tiene un ciclo regular de 28 días, su ovulación ocurre habitualmente en el 14ª día del ciclo, que en este nuestro caso hipotético cae en el día 16 de marzo. Luego, la segunda semana del embarazo medido por la fecha de la última menstruación acaba y la mujer aún no ovuló ni está verdaderamente embarazada.

Si esta mujer tuviera un ciclo menstrual más corto que 28 días,  puede inclusive ovular antes del final de la 2ª semana del ciclo menstrual. En este caso, la fertilización podría ocurrir en esta época. Aun así, esto no hace diferencia, porque la fertilización en sí misma no es un evento que causa síntomas ni signos sensibles.

Por lo tanto, los síntomas que las mujeres  sienten en la segunda semana de embarazo no son, precisamente, un síntoma del embarazo, pero sí el período preovulatorio. Entre los síntomas que pueden ocurrir en la etapa de la ovulación incluyen: calambres, aumento de la sensibilidad de los senos, cambios en olor y paladar, aumento de gases y cambios en el moco de la vagina. En general, estos síntomas son muy discretos y pasan desapercibidos en la mayoría de las mujeres.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 3ª  SEMANA DE GESTACIÓN

En la 3ª semana del embarazo  puedes ya estar embarazada, pero, en la mayoría de los casos, aún no sentirás ningún signo o síntoma.

En nuestro caso ficticio, la tercera semana va del día 16 al día 22 de marzo. Vamos a imaginar que la ovulación y la fecundación se produjeron en el día 16 de marzo, el primer día de la 3ª semana del embarazo.

La fecundación del óvulo por el espermatozoide ocurre dentro de una de las trompas uterinas y da origen a una célula llamada zigoto (primera fase del embrión). Así que el zigoto es formado, él comienza a desplazarse a lo largo de la trompa uterina en dirección al útero. Esta migración dura entre 6 a 12 días. Este proceso todo no produce síntoma ninguno. Ten en cuenta que la fecundación ocurre en la 3º semana de embarazo, pero la llegada del embrión al útero solamente se completa en la 4ª semana, en la mayoría de los casos.

El primer signo del embarazo puede ocurrir en el momento de la implantación del embrión en la pared uterina y se caracteriza por un discreto sangrado vaginal. Este sangrado es mínimo y dura solamente 1 día, pero como ocurre cerca del momento que la mujer está esperando su menstruación, se puede confundir con un período que vino en poca cantidad.

La implantación del embrión en el útero se produce entre el final de la tercera semana y el comienzo de la cuarta semana del embarazo. Por lo tanto, es perfectamente normal terminar la 3ª semana sin estar  técnicamente embarazada * y no demostrando síntomas de embarazo.

* Es importante destacar que la Medicina solamente considera que hay un embarazo en curso cuando el embrión se implanta con éxito en la pared uterina. Si el embrión no conseguir fijarse a la pared, él no consigue continuar su desarrollo y acaba siendo eliminado del útero. Esto no es considerado aborto, pues técnicamente el embarazo aún no había comenzado. El mismo razonamiento valle para aquellas parejas con problemas de fertilidad que necesitaron de la ayuda de la fertilización in vitro (FIV). Nadie considera que la mujer ya está embarazada solamente porque hay un óvulo fecundado dentro de una probeta. De la misma forma, nadie considera aborto cuando los embriones de la FIV (generalmente 2 o 3) son colocados en el útero, pero ellos no consiguen implantarse y generar un embarazo en curso.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 4ª SEMANA DE GESTACIÓN

Finalmente llegamos a la etapa donde la mujer está realmente embarazada. Solamente para ubicarnos en el tiempo, la 4ª semana de gestación calculada por el DUM corresponde, aproximadamente, a la 2ª semana después de la relación sexual que dio lugar a la fertilización del ovulo y a la 1ª semana del embarazo realmente. En este momento, el embrión tiene alrededor de 0,2 mm de diámetro, se compone de cerca de 200 células y prontamente fue  implantado en la pared uterina. En esta etapa, el embrión es tan pequeño que  todavía no es posible verlo por el ultrasonido.

A partir del momento de la implantación, se inicia la producción del HCG, hormona vital para el mantenimiento de la gestación en los primeros meses y responsable del surgimiento de los primeros signos y síntomas del embarazo.

El signo más evidente de embarazo que se presenta alrededor de la 4ª semana de gestación es el retraso menstrual. Sin embargo, no siempre el retraso del periodo es rápidamente notado por la mujer embarazada. La primera razón es el hecho de que muchas mujeres tienen ciclos menstruales irregulares, lo que hace difícil predecir la fecha exacta de la próxima menstruación. La segunda razón ya se explica con el sangrado uterino que puede ocurrir como resultado de la implantación del embrión en el útero. Este sangrado es muy diferente del periodo menstrual, pero algunas mujeres tienden a confundirlos.

El dolor y el aumento de la sensibilidad del pecho, causado por el aumento  de sangre para esta región, es otro síntoma que se demuestra bien tempranamente, generalmente durante la 4ª semana del embarazo. Otro síntoma posible en esta etapa es el aumento de la sensibilidad del olfato.

En la mayoría de los casos, la cuarta semana es todavía pobre en signos y síntomas del embarazo, siendo el retraso menstrual lo más importante de ellos. Finalmente, los síntomas tales como náuseas y vómitos, sensación de vientre distendido, deseo frecuente de orinar, fatiga y cambios de humor pueden surgir al final de la 4ª semana de gestación, pero son más comunes a partir de la 5ª y 6ª semanas.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 5ª SEMANA  DE GESTACIÓN

La 5ª semana del embarazo calculada por el DUM  equivale, aproximadamente, a la 2ª semana de embarazo de hecho.

En este momento, la producción de HCG acelera y la concentración sanguínea de esta hormona dobla cada 48 horas. Los niveles de estrógeno y progesterona también están elevados, lo que favorece el surgimiento de síntomas y alteraciones en el cuerpo de la futura madre.

Además de la sensibilidad, las mamas  crecen y los pezones comienzan a oscurecerse. Los labios vaginales también se tornan más oscuros. Un suave cansancio, mayor necesidad de orinar, cambios de humor, aumento de la salivación y aumento de gases intestinal son síntomas que tienden a surgir en el transcurso de esta semana.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 6ª SEMANA  DE GESTACIÓN

La 6ª semana del embarazo calculado por el DUM equivale, aproximadamente, a la 3ª semana de embarazo de hecho.

Esta semana de embarazo es generalmente un hito divisorio. Las mujeres afortunadas que llegaron a la 6ª semana sin síntomas relevantes, difícilmente llegarán a la 7ª semana sin presentar ningún signo de embarazo. Ya aquellas pobres coitadas que ya han empezado a tener síntomas desde la cuarta semana, pasan por una agravación de los mismos síntomas a partir de la 6ª semana.

En esta fase, el cansancio comienza a hacerse mayor, las idas al cuarto de baño se hacen más frecuentes, inclusive a la noche, y la famosa náusea de la embarazada suele aparecer. Además de las náuseas, la gestante puede comenzar a tener antojos por alimentos específicos. Comidas que eran adoradas antes del embarazo pueden ser despreciadas, a la vez que alimentos que antes causaban repulsa pueden ser intensamente deseados. Si ves una mujer que no come carne roja teniendo un profundo deseo por un Big Mac, puedes apostar que ella está embarazada. Variaciones de humor, miedos y aumento de los senos también son notables en esta fase.

En la 6ª semana, el embrión es todavía muy pequeño (no tiene 1 cm de longitud) y el útero apenas cambió de tamaño. Sin embargo, la futura madre se siente con el vientre hinchado y se puede notar que los pantalones ya no le caben tan bien.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO EN LA 7ª  SEMANA DE GESTACIÓN

La 7ª semana del embarazo calculada el  DUM equivale, aproximadamente, a la 4ª semana de embarazo de hecho.

Cerca del 90% de las mujeres llegan al final de esta semana con síntomas claros de embarazo. Además de náuseas, exceso de saliva y de orina, fatiga excesiva, senos que no paran de crecer, de las variaciones del  estado de ánimo, la sensación de vientre hinchado, todavía puedes empezar a sentir síntomas de reflujo gastrointestinal. Para empeorar las cosas, todavía puedes estar estreñida.

El cansancio tiende a intensificarse en esta etapa, y todo que la gestante más desea es poder permanecer durmiendo en su cama. Mareos también son comunes.

A pesar de las náuseas y la restricción de algunos alimentos, es probable que estés con el peso aumentado.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DEL EMBARAZO DESDE LA 8ª HASTA LA 12ª SEMANA DE GESTACIÓN

La 8ª semana del embarazo marca el comienzo del 3º mes, mientras que la 12ª  semana marca el final del primer trimestre. Vamos a abordar este intervalo en conjunto, pues las novedades ya no surgen más a cada semana.

Durante el tercer mes de embarazo la mujer ya siéntese “plenamente embarazada”. Los síntomas que tenían que surgir ya surgieron, y la tendencia es que se hagan más intensos hasta la 11ª-12ª semana, cuando la peor fase comienza a pasar. La náusea y el cansancio intenso tienden a desaparecer después de la 12ª semana. Sin embargo, buena parte de los síntomas permanecen, principalmente el frecuente deseo de orinar  y el reflujo.

Es posible que al final del primer trimestre notes la aparición de un flujo vaginal discreto que es claro, no causar dolor, picor u olor.

¿Conoces aquella historia de que la piel de la embarazada brilla y luce maravillosa? Pues es, fuiste engañada. Algunas mujeres hasta quedan con la piel más blanda y brillosa, pero en la mayoría la intensa exposición a las hormonas progesterona y estrógeno provoca alteraciones nada maravillosas en la piel, tales como acné, aumento de la oleosidad, hiperpigmentación, aparición de pequeños vasos, pelos más gruesos y alteraciones en las uñas. De hecho, pelos, cabellos y uñas pueden comenzar a crecer rápidamente. Las encías se hacen frágiles y el surgimiento de una gingivitis también es común.

Algunas mujeres relatan sentir el bebé moverse al final de las primeras 12 semanas del embarazo, pero esto no corresponde a la realidad, porque el feto tiene solamente cerca de 5 a 6 cm en este momento. Lo más probable es que  sientas el movimiento del gas en los intestinos. Se percibe los primeros movimientos reales del feto a partir de  la 16ª a 18 semana del embarazo.

compartir
Médico especialista en Medicina Interna y Nefrología. Títulos reconocidos por el Colegio de Nefrología Portugués y la Sociedad Brasileña de Nefrología. Editor jefe del sitio web MD.Saúde desde 2008