¿CUÁNDO HACER UNA PRUEBA DE EMBARAZO?

Las pruebas de embarazo sanguíneas generalmente tienen resultados positivos entre el 8° y el 13° día después de la concepción.

¿Con cuántos días de embarazo puedo hacer una prueba de embarazo? ¿Cómo saber si estoy embarazada? ¿Cuántos días después de la concepción la prueba de embarazo es positiva? ¿Es realmente necesario esperar el retraso del período? ¿Puedo hacer pruebas caseras antes de realizar la prueba de farmacia?

Tenemos varios artículos sobre el embarazo y el diagnóstico de gestación en nuestro sitio web, pero ninguno de ellos se centra en el momento de hacer una prueba de embarazo. Las preguntas enumeradas anteriormente se han hecho con cierta frecuencia por nuestras lectoras, razón por la cual decidimos escribir un artículo exclusivo sobre cuándo hacer una prueba  de embarazo. En este artículo se explicará cuántos días de embarazo son necesarios para que el resultado de la prueba de embarazo sea confiable.

Al final, si una mujer ya está embarazada, ¿por qué las pruebas tienen resultados negativos en los primeros días del embarazo?

¿Cuánto tiempo debo esperar para hacer una prueba de embarazo?

No hay ninguna respuesta única a esta pregunta porque depende del tamaño del ciclo menstrual de la mujer y del momento en que la fertilización ocurrió. Sin embargo, como la mayoría de las mujeres tiene un ciclo con más o menos  28 días, con unos días más, otros días menos, el momento en que la prueba de embarazo se convierte en positiva no varía mucho en la mayoría de los casos.

Todas las pruebas de embarazo utilizan la hormona beta hCG para diagnosticar un embarazo en curso. Esto tiene sentido, porque esta hormona comienza a ser producida por las células del embrión en los primeros días después de la concepción (lee: BETA HCG – Hormona del embarazo).

En general, se recomienda que hagas la prueba solamente después del retraso del período, ya que es en este momento aproximadamente que los niveles de beta hCG son suficientemente altos para ser detectados por las pruebas de embarazo.

¿Por qué es necesario esperar el retraso del período para  hacer una prueba de embarazo?

El retraso del período en sí mismo nada tiene que ver con los niveles de beta hCG. Es solamente una coincidencia que, en la mayoría de las mujeres, los niveles de beta hCG son suficientemente altos para ser detectados alrededor del final del ciclo menstrual, es decir, en la época que la menstruación debería bajar. Vamos a explicar más detalladamente.

La ovulación generalmente se produce en el medio del ciclo menstrual. Esto significa que la mayoría de las mujeres ovula más o menos 14 días antes del final del ciclo. Como la vida útil del huevo es solamente de 24 horas, él necesita ser fertilizado en este corto período de tiempo; de lo contrario, el embarazo no ocurre. Siendo así, cuando una mujer está embarazada, el óvulo es fecundado cerca de 14 días antes de la fecha fijada para el próximo período bajar.

Una vez fecundado, el cigoto (producto de la fecundación del óvulo por el espermatozoide) migra desde las trompas hacia el útero. Esta migración es de 6 a 12 días. Durante este tiempo, el cigoto se convierte en un embrión y desarrolla el trofoblasto, un grupo de células que dará lugar a la placenta. Es el trofoblasto quien produce la hormona hCG. Esta producción, sin embargo, comienza solamente cuando el embrión se implanta en la pared del útero (Lee: SÍNTOMAS DEL EMBARAZO – 12 Primeras Semanas).

Por lo tanto, en la mejor de las hipótesis, la hormona hCG comienza a ser producida 6 días después de la fecundación; en la peor de las hipótesis, 12 días después de la fertilización. Solamente por esta explicación ya se puede entender por qué no tiene ningún sentido hacer una prueba  de embarazo unos días después de una relación sexual  sin protección. Si aún no ha iniciado la producción de CG por el embrión, no hay ninguna manera de que la prueba de embarazo tenga resultado positivo.

Después del inicio de la producción de hCG, son necesarios algunos días para que ella alcance una concentración sanguínea suficiente para que pueda ser detectada por los exámenes de sangre más sensibles. Esto significa que, inclusive en la mejor de las hipótesis, que es una implantación del embrión en el útero alrededor del 6º día después de la concepción, son necesarios otros 2 a 4 días para que haya cantidades relevantes de hCG en la sangre. Consecuentemente, en la mejor de las hipótesis, la hCG solamente es detectable de 4 a 6 días antes del período bajar. En la mayoría de los casos, sin embargo, el embrión no se implanta tan pronto, y la época que la hCG se hace detectable es solamente 1 o 2 días antes de la fecha esperada para la próxima menstruación. Y no podemos olvidar que existen los casos de implantación tardía, lo que hace que la hCG solamente se vuelva positiva tras el retraso menstrual.

¿Cuál prueba de embarazo se vuelve positiva en primer lugar?

Existen solamente 2 tipos de pruebas de embarazo confiables: la dosis de la beta hCG en la sangre y las pruebas de farmacia que detectan la presencia de la hCG en la orina (Lee: TEST DE EMBARAZO DE FARMACIA). La prueba más fiable es seguramente la dosis de hCG de la sangre. Esta prueba es tan fiable que, aunque tengas una prueba de farmacia positiva, se indica hacer un examen de sangre para confirmar el resultado.

Las pruebas de sangre pueden detectar la beta hCG con concentraciones hasta 20 más pequeñas que las pruebas de orina. Además, para que la beta hCG aparezca en la orina, se hace necesario que la hCG en la sangre esté en concentraciones relevantes. Por lo tanto, la prueba de sangre se vuelve positiva unos días antes de la prueba de orina y puede ser positiva inclusive antes del retraso menstrual.

No obstante, como la prueba de farmacia es mucho más fácil de hacer, proporciona un resultado de forma casi que instantánea, no requiere pinchazos con agujas y es capaz de detectar la beta hCG pocos días después de la prueba de sangre, termina siendo la opción más simple para cualquier persona que quiere saber si está embarazada o no.

¿Cuándo el resultado de la prueba de embarazo es realmente confiable?

Las causas de prueba de embarazo falso positivo, es decir, un resultado positivo en una mujer que no está embarazada, son raras. Por lo tanto, en principio, si una prueba de embarazo, orina o sangre, es positiva, debemos creer que la mujer está realmente embarazada.

Por otro lado, una prueba de embarazo falso negativo, es decir, una prueba  con resultado negativo en una mujer embarazada, es relativamente común, especialmente si la prueba está siendo hecha antes del retraso menstrual. En estos casos, la prueba tiene resultado negativo no porque la mujer no está embarazada, sino porque el nivel de hCG producido por el embrión aún es tan bajo que las pruebas no pueden detectarlo. Falsos negativos son más comunes en pruebas de orina que en exámenes de sangre.

Las pruebas de embarazo sanguíneas generalmente tienen resultados positivos entre el 8° y el 13° día después de la concepción (es decir, de 1 a 6 días antes del retraso menstrual). A partir del  primer día de retraso menstrual, la posibilidad de la  prueba de embarazo de sangre tener resultado  positivo es del 99%. Si tu período se retrasa un día y la prueba de sangre es negativa, la posibilidad de que estás embarazada es muy baja. Si por casualidad estás teniendo síntomas de embarazo y no te convences que no estás embarazada, se puede repetir la prueba después de 5 días (Lee: 20 PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO). A veces, la mujer erra el cálculo de su ciclo y piensa que su  período está retrasado cuando todavía no está. Esto es común en mujeres con ciclos irregulares. En estos casos, la prueba de sangre realmente puede dar falso negativo.

Ya la prueba de embarazo de farmacia no es tan fácil de interpretar. Hay docenas de diferentes marcas, algunas de las cuales son más sensibles que otras para detectar la beta hCG. Algunas marcas pueden detectar la beta hCG con 1 día de retraso menstrual en el 97% de las mujeres embarazadas, pero hay otras cuya sensibilidad es solamente del 54%, es decir, 46% de las mujeres embarazadas tendrán un resultado falso negativo. Por lo tanto, para que una prueba de embarazo de farmacia sea muy confiable, lo ideal es hacerla con 5 días de retraso menstrual. Se puede hacer la prueba de farmacia inclusive después de 1 día de retraso, pero si sale negativo, tienes que repetirla después de 1 semana, porque la probabilidad de un resultado falso negativo no es baja.

¿La prueba de embarazo casera puede ser hecha antes de las pruebas de farmacia o de sangre?

Las pruebas de embarazo hechas en casa, sea con lejía, Coca-Cola, vinagre, pasta de dientes o cualquier otro producto casero, no son confiables y no sirven para diagnosticar o descartar un embarazo. Estas pruebas no tienen ninguna base científica y pueden causar daños ya que la reacción de la orina con el cloro o lejía puede liberar gases tóxicos.

Por lo tanto, si piensas que puedes estar embarazada, es inútil hacer la prueba de embarazo casera. La conducta correcta es ir a la farmacia y comprar una prueba de embarazo real.

Preguntas comunes sobre el momento cierto de hacer la prueba de embarazo

¿Si estoy utilizando algún método anticonceptivo, la época de hacer la prueba de embarazo puede ser cambiada?

No, ningún método anticonceptivo interfiere con el resultado de la beta hCG.

¿Algún fármaco puede impedir que una prueba de embarazo sea positiva?

No, ningún medicamento interfiere con el resultado de la beta hCG para convertirlo en negativo en mujeres embarazadas.

¿La prueba de embarazo negativa después de 1 semana de retraso menstrual es definitiva?

Sí, a menos que estás equivocada con relación a la fecha del inicio del período. Si piensas que la menstruación tiene un retraso de 7 días, pero realmente está con solamente 1 o 2 días de retraso, puede ser un falso negativo.

¿Si no sé la fecha de la próxima menstruación, cuándo debo hacer una prueba de embarazo?

Si la mujer tiene un ciclo muy irregular o no está acompañando las fechas de la menstruación para saber cuándo debe llegar el próximo período, debe hacer una prueba de embarazo, por lo menos, 21 días después de la relación sexual que podría generar un embarazo. Si la mujer tuvo múltiples relaciones en este período, se debe contar el intervalo desde la última relación sin protección. Obviamente, si la menstruación bajar  antes del 21º día, no hay necesidad de hacer la prueba, ya que esto indica que la mujer no está embarazada.